viernes, 9 de marzo de 2007

Asia ...... es muy grande.


Como es fácil de entender, un viaje a Vietnam tiene que dar mucho de si. Y de eso se trata en la imagen de hoy. Ya colgué una foto del emocionante crucero por la bahía de Ha Long, pero se trataba más que nada de la belleza natural. Esta foto se refiere sin embargo al paisaje cultural. Aunque parezca una perogrullada, la cultura vietnamita es muy diferente de la nuestra. Y muchas de esas diferencias no se perciben hasta que chocan dos formas de ver el mundo. Me explicaré, existen cuestiones que creemos en su validez universal de forma tan clara que ni siquiera imaginamos que son posibilidades, no verdades inamovibles. Por desgracia, no puedo transmitiros eso pero con esta imagen quiero mostrar un buen numero de rasgos propios de Asia, convertidos en tópicos por las películas.
Me siento en la escalinata de un pequeño edificio del templo de la Literatura, llamado así porque se trata de la primera universidad de Vietnam, con una antigüedad de mil años. Aquí se entrenaban en las disciplinas confuncianas los futuros funcionarios del estado.
Tras de mi se adivina la forma de una gran estela de piedra que surge del caparazón de una tortuga, animal sagrado o legendario en Vietnam. Sobre ella se inscriben algunos de los nombres de los que estudiaron aquí a lo largo de los siglos. Hay decenas de estas estelas, con centenares, si no miles, de nombres. Añadiré, como dato adicional, que esos nombres están escritos con caracteres chinos, como las placas de la fachada, pero que desde hace mas de 100 años ya no se utilizan, puesto que fueron sustituidos por un alfabeto de invención francesa para el idioma vietnamita.
Los dos bonsáis y la vegetación tropical que se adivina al fondo terminan de dibujar esta postal de viajero que hoy comento. Me gusta porque señala que aunque el mundo es más pequeño y las costumbres, menos propiedad de un pueblo, etnia o región, viajar sigue dándote el placer del doble descubrimiento, el de conocer otros mundos, otras verdades e historias; y el de conocerse a uno mismo un poco mejor, porque cuando estás fuera de tu entorno tus características como persona quedan resaltadas. Eso incluye las diferencias provocadas por la diversidad cultural. Así comprobamos como los occidentales individualistas que somos debemos mucho mas a la casualidad del lugar de nacimiento de lo que querríamos reconocer.

1 comentario:

Juan dijo...

Mmm... estoy pensando en ir pa Tokio, a una conferencia. Digo que estoy pensando porque tengo que hablar con mi jefe y convencerlo de que es interesante para mi.

Realmente chula la foto!
Quien la hizo?
Te mandaria alguna mia, xo parece que esto no deja poner las fotos de mi photoblog.

Mi ultimo viaje fue a Cracovia. La semana que viene voy a Praga. El problema es ke la unica camara que tengo ahora es la del movil. En fin...

Nos vemos (espero)