viernes, 29 de febrero de 2008

Wanted: Criminales peligrosos


Escuchando la radio, me entero de que de nuevo las pateras han llegado a Cádiz, de nuevo han pagado algunos con su vida el anhelo de escapar hacia el futuro, de nuevo...
Y recuerdo, recuerdo las palabras de Mariano Veneno "Aquí no cabemos todos", y me hierve la sangre y el pensamiento me surge de lo más profundo "Ellos han ganado su derecho a estar aquí mil veces mas que tu, sucio racista" Nosotros (los autóctonos, los satisfechos españoles " de verdad") no hemos hecho gran cosa para ganarnos el derecho a vivir aquí, es decir, a vivir bien, con casa, con trabajo, con ropita y blogs, ipods o vicios que cuestan lo que alimentaría a una familia un mes. Sólo tuvimos suerte, nacimos en el momento, el lugar adecuado, siendo parte de una aristocracia, un 5% de afortunados que no tuvimos que trabajar para vivir, que pudimos ser malos estudiantes, que pudimos permitirnos cometer errores (drogas, carreras "inútiles"), porque no somos, no fuimos responsables de nosotros, de nuestra familia entera. Y pienso que al menos soy consciente, he hecho algo para tenderles una mano, pero siento, se, me duele que no basta, que nunca bastara, porque el abismo es tan grande que no hay vida humana que alcance a salvar el precipicio entre lo que tengo y lo que no tienen. Puedo renunciar a mi mismo, hay héroes, heroínas, que lo han hecho y se que no lo haré. Y me jode saberlo, y me jode saber que esto me duele, pero no lo bastante. Porque "lo bastante" sería un sufrimiento abrasador, permanente, del que no te puedes esconder. Pero hoy a las tres, me iré a casa (bonita, cómoda, con la nevera llena, con tele, ordenador, agua caliente) y podré ser feliz. Porque no soy tan bueno, porque quiero ser feliz, y eso es ser egoísta en cierta medida. Y en momentos como este, saber eso me duele.
Y luego recuerdo las palabras de Veneno y pienso que es él el que debería irse, a trabajar por una miseria, a arriesgarlo todo día si y día también. Pero que yo no debería olvidar que yo tampoco haré lo bastante....

9 comentarios:

Plástiko dijo...

En estos dos ultimos posts se te ve rabioso, dolido y proteston. Siempre me alegra ver como los años no te cambian, si bien cada vez somos mas afortunados a la par que otros son mas desgraciados, eso nunca cambiará para nuestra vida primer mundista. Pero aun nos quedará protestar, no votar a Veneno, y ayudar a todo aquel que se nos acerque de otros lugares, sin importar leyes ni condiciones sociales.

Hastur dijo...

Me alegro de que te guste que sea protestón ;) Es que la vida diaria, el levantate, trabaja, come, acuestate, etc. te anestesia un poco y luego algo te golpea como un bofetón, te devuelve un poco de cordura (¿Como podemos sufrir o angustiarnos por algunas cosas? Somos unos putos afortunados. Y en cuanto a la otra... si, a veces parece que da igual, que en el fondo son iguales, pero luego escuchas, ves, lees algunas cosas que dan miedo....

Soulkeep dijo...

Claro, el Veneno(buen mote) sólo piensa en esa niña española que esta en su cabeza (¿será pederasta o es que se ha vuelto majareta del todo?) y que va a ir a las mejores escuelas dejando el nombre de España bien alto, pero no en la niña marroquí o ecuatoriana que viene a nuestro país y trabaja en un supermercado, en un cyber o de limpiadora, oficios tan importantes como el de registrador de la propiedad o diplomático, sino más. Es muy triste que se hable de inmigración como una amenaza cuando eso sólo demuestra la necesidad que tienen otros países y cuando para mí lo único que hace es darnos riqueza cultural. No hay que olvidar que fuimos inmigrantes y que somos, como tu dices, muy afortunados...

prixa dijo...

Si que es cierto que a veces necesitamos un "bofeton" para abrir los ojos y darnos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor, fuera de nuestra rutina egoista. Y digo egoista porque a veces pensamos que nuestros problemas son grandes problemas porque no nos paramos a pensar en la gente que tiene problemas de VERDAD. Si hicieramos eso mas a menudo, seriamos mas felices, y ademas, saldriamos de nuestro egocentrismo y sacariamos energia para intentar hacer algo por aquellos que estan mucho peor que nosotros. A veces me da miedo pensar en que me puedo convertir en una de esas personas que cambian de canal cuando salen imagenes de "negritos desnutridos", y me doy asco a mi misma, con todo lo que he criticado a aquellos que no se interesaban por las necesidades mas basicas de sus vecinos....Creo que ya me voy mereciendo un "bofeton"!

Hastur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Juan Malpartida dijo...

Es muy facil hablar, y escribir sentados en nuestras sillas blanditas, con nuestra taza de cafe caliente en la mesa, tu mantita en las puernas y seguramente fumando un cigarro.

¿Cuanto dineros nos hemos gastado este fin de semana Ramon?

¿A caso hemos hecho algo por los demas?

Un abrazo a todos

Hastur dijo...

Mira que eres cabrón! Sabes perfectamente que no, puesto que he estado contigo casi todo el tiempo. Es evidente que siempre puedo hacer mas de lo que ya he hecho, que es una minuscula gota. ¿Querias que me sintiera mal? Lo has conseguido, porque tienes razon.

Alejandro Juan Malpartida dijo...

Para nada, mi intención no era hacer que te sintieras mal, y lamento haberlo hecho.

Todos tenemos la culpa de lo que pasa, y en manos de todos esta cambiarlo un poco, quizas gritarlo en un blog sea un principio, y es mas de lo que yo he hecho.

Solo que me acorde del principio de la pelicula que vi el otro día "Amar peligrosamente" y me dio por criticar.

Nos vemos en la sierra!

elenamorado dijo...

Ya veo de lo que hablabás Ramón...por supuesto hablamos de la misma Rabia e Impotencia...o quizás no, aunque en ambos casos,en el del origen de mi rabia, y esta tuya, la de todos, tenemos poco que hacer si el sentimiento es el de culpabilidad. No somos responsables de dónde hemos nacido, pero sí de la conciencia que tengamos. Tu la tienes, además de sensibilidad, eso ya es mucho en estos tiempos.
Un abrazo